El objetivo es tu salud

¿Cómo Ajustar una Silla Ergonómica?

Ajustar una Silla Ergonómica

1. Ajustar la altura de la silla ergonómica

A día de hoy prácticamente todas las sillas ergonómicas tienen la posibilidad de regular la altura. Por lo que es muy difícil equivocarte y escoger una silla que no tenga esa opción.

Para poder ajustar la altura de la silla ergonómica o cualquier silla es muy importante tener en cuenta la altura de la mesa ya que será nuestro punto de referencia.

Si tienes una mesa regulable no tendrás ningún tipo de problema para conseguir la posición perfecta, en caso de que no la tengas, te explicaré que has de hacer.

Si dispones de mesa Regulable

Estructura Regulable a Motor

 

1º Regular la altura de la silla.

 

Primero debes regular la altura de la silla asegurándote que descansen los pies en el suelo y observando que te quede un ángulo de 90º más o menos entre el muslo y la pierna.

 

2º Regular la altura de la mesa.

 

Posteriormente regulas la altura de la mesa para que los brazos te haga un ángulo de unos 95º apoyando los brazos en la mesa y los hombros en modo descanso.

Sin Mesa Regulable

En caso de no tener mesa regulable que es lo más común, debemos tener como punto de referencia la altura de nuestra mesa de trabajo y regular la altura de la silla en base a eso.

Así mismo debemos obtener la misma posición de 95º en los brazos una vez apoyados en la mesa y estando descansando sobre la misma.

Reposapiés

Dependiendo de la altura de la persona es posible que los pies no lleguen a descansar bien en el suelo, en ese caso necesitaremos un reposapiés para dar la altura que nos falta.

Adjunto enlace un reposapiés con ajuste de inclinación y altura aquí al lado.

2. Ajustar el Respaldo de la silla ergonómica

 

Respaldo Ergonómico

 

Para poder ajustar el respaldo debemos buscar una ligera inclinación en la espalda.

 

Si la espalda completamente recta está a 90º deberemos inclinar ligeramente hacia atrás hasta conseguir los 95º – 100º.

 

Si tu silla tiene la opción de balanceo intenta ajustarlo para no tener movimientos bruscos y que tu espalda y el respaldo fluyan hacia la misma dirección.

3. Ajustar la profundidad del Asiento


Esta parte del asiento posiblemente es la zona que menos sillas se pueden regular, así que si podéis escoger una silla que tenga la opción de ajustar la profundidad del asiento, no lo dudéis.


Para tener el asiento bien ajustado deberéis notar que la espalda descansa sobre el respaldo de manera natural sin hacer esfuerzos y sobre todo que la parte trasera de la rodilla o “Hueco poplíteo”, que es como realmente se denomina a esta parte, mantenga una separación de unos 5 cm con el borde delantero del asiento

4. Ajustar el Soporte Lumbar

 

Las lumbares es una de las zonas más afectadas del cuerpo humano en largas jornadas de trabajo.

 

Para ello debemos proteger muy bien toda la zona para minimizar sobreesfuerzos de la espalda y consiguiendo la curvatura natural que tenemos.

 

Una buena silla ergonómica debe disponer de un buen soporte lumbar ajustable, para ello debemos poder ajustar la altura y la presión de esta zona.

 

Es cierto que muchas sillas sobre todo sillas gamer, llevan un cojín lumbar y aunque es una forma de proteger las lumbares, no es la mejor forma debido a que no ofrece la posibilidad de personalización a nuestra zona lumbar.

5. Ajustar el Reposabrazos



Sobre los reposabrazos podemos segmentarlo en 3 categorías: 2D, 3D, 4D.

 

2D: los reposabrazos 2D permiten ajustar la altura y la dirección (derecha/izquierda).


3D: los reposabrazos 3D permiten ajustar la altura y hacia delate o hacia atrás.


4D: los reposabrazos 4D permiten ajustar la altura, la dirección (derecha/izquierda) y hacia delante o hacia atrás.

6. Ajustar el Reposacabezas

 

El reposacabezas es el elemento que seguramente menos utilicemos pero que seguramente echemos más de menos cuando queramos descansar y reclinarnos. 

 

Si la silla mantiene una buena ergonomía en nuestro cuerpo, el reposacabezas no será necesario para trabajar.

¿Pero? ¿Porqué la mayoría de sillas/asientos llevan reposacabezas?

 

El reposacabezas es un elemento más que ofrece la silla para acabar se completar todos los puntos delicados de nuestro cuerpo y la cabeza y cervicales son uno más.

 

Dicho esto, para mi el reposacabezas es necesario ya que en el momento que necesito leer lo que estoy escribiendo o ver los videos que estoy editando, directamente me pongo cómodo y reclino mi cabeza hacia atrás para proceder a ver el trabajo que estoy realizando desde una posición mucho más cómoda.

 

Por eso el reposacabezas se utiliza normalmente cuando estamos en modo descanso

Podéis hacer una prueba y ver cuantos de vosotros y vosotras está trabajando con la cabeza permanentemente reclinada en el reposacabezas.

Quizás te interese ver análisis de productos ergonómicos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies